Perdiz pardilla Imprimir

La perdiz pardilla o Perdix perdix ssp. hispaniensis se le reconoce puesto que tiene una coloración en tonos castaño pálidos en el dorso, grises en el viente y cola roiza, los machos exhiben una mancha de color castaño oscuro en forma de herradura en la zona pectoral, las hembras presentan solamente vestigios de dicha mancha (Elósegui, 1985).

Ocupa hábitats diversos, desde matorrales colindantes con zonas boscosas hasta terrenos abruptos con cortados, siempre por encima de los 1400 m de altitud. Se trata de un ave muy sociable que se reúne en bandos en otoño e invierno.

Su dieta es diversa, alimentándose de granos, frutos, insectos, gusanos y moluscos. Hacen sus nidos con hojas y hierbas secas en un hueco en el suelo, entre matorrales. Se calculan en Navarra en torno a cinco núcleos reproductores y cuatro zonas de invernada situadas en las cabeceras de los Valles de Roncal y Salazar.

Durante el año 1997 se censaron únicamente 15-22 parejas reproductoras (Fernández et al, 1997).

Esta especie protegida está incluida en las Listas Rojas de UICN, mundial y española- de importancia europea en la Directiva de aves y Convenio de Berna, e incluída en el Catálogo Navarro de Especies Amenazadas.