Murciélagos Imprimir

Parte de las catorce especies de quirópteros que viven en Roncesvalles- Selva de Irati  son ubiquistas o cavernícolas, es decir, dependientes de refugios existentes en construcciones humanas. No obstante, varias especies son forestales, es el caso del Muricélago enano de bosque (Pipistrellus nathusii) el Nóctulo pequeño (Nyctalus leisleri,) el Nóctulo grande (N. lasiopterus), el Murciélago de bosque o Barbastela (Barbastella barbastellus) y el Murciélago orejudo dorado (Plecotus auritus) y, en menor medida, el Murciélago grande de herradura (Rhinolophus ferrumequinum). Ambos nóctulos habitan típicamente bosques de frondosas con una cierta densidad de árboles añosos.

De las 14 especies presentes en el lugar las que aparentemente se encuentran peor estado de conservación son el Murciélago grande de herradura (Rhinolophus ferrumequinum) y Murciélago pequeño de herradura (Rhinolophus hipposideros) (calificados en situación vulnerable en Navarra y en España). La existencia de estos murciélagos es un importante factor de control de las poblaciones de insectos (polillas, mosquitos, ortópteros, etc.), que ningún otro grupo animal aprovecha. La regresión poblacional de la mayor parte de las especies en Europa es clara (Palomo y Gisbert, 2002). En España, la tendencia poblacional de la mayor parte de los quirópteros es desconocida;

En cuanto a Navarra, aunque el seguimiento de las colonias conocidas es insuficiente también se detecta una evolución negativa de las poblaciones. Los principales factores de amenaza para los quirópteros europeos son especialmente la alteración de los lugares de refugio y, en algunos casos, la utilización de ciertos plaguicidas.

En los casos de los nóctulos Menor y Gigante, del Murciélago de Bosque y en general en todas las especies forestales, una gestión forestal inadecuada que tienda a eliminar árboles añosos y/o decrépitos les afecta negativamente, reduciendo la disponibilidad de lugares de refugio.